Search

 

La Torre de Don Borja, en Santillana del Mar, dedicará su nueva exposición temporal, titulada Artefactos, a la evolución experimentada por la escultura y a la riqueza y variedad de sus lenguajes expresivos. Una treintena de piezas, cada una de un creador español distinto, ocuparan durante el próximo año cuatro salas expositivas de este edificio histórico, creando una especie de bosque escultórico en el que lo singular será la diversidad. La muestra pretende reflejar, a través de estas obras, las grandes transformaciones que a lo largo de las últimas décadas se han producido en las manifestaciones artísticas que configuran la realidad del arte contemporáneo. La exposición se inaugurará el sábado 1 de junio con un encuentro en el que participarán la comisaria de la muestra, María Luisa Martín de Argila, y dos de los artistas con obra en la exposición: Eugenio Ampudia y Julio Galindo.

 

Los artistas Enrique Ampudia y Julio Galindo participarán, junto a la comisaria de la muestra, en el encuentro inaugural

 

Martín de Argila considera que “la escultura es el ámbito en el que las aportaciones artísticas han sido más complejas y novedosas y, por ello, permiten comprender los cambios tan profundos que se han producido en el arte contemporáneo”. La nueva exposición temporal de la Torre de Don Borja intenta, así, ser un reflejo de todos esos cambios y plantea un recorrido en el que el visitante paseará dejándose seducir en el camino por artefactos muy diversos en los que están presentes la abstracción, la figuración, el cuerpo, la ironía, la forma o la construcción. Con esta muestra se pretende, en definitiva, contribuir a la reflexión sobre el estado actual de la escultura, así como a analizar el espacio en el que se materializa y a comprender su transversalidad. Artefactos se conforma con una selección de obras escultóricas incorporadas a la Colección Rucandio en los últimos años. Todos los trabajos que se exponen reflejan una gran diversidad de lenguajes y planteamientos artísticos y, además, evidencian un amplio contraste generacional.

A lo largo del sinuoso recorrido que ofrecen los diferentes artefactos presentes en la muestra, podremos comprender algunas de las características que definen la continua exploración y evolución de la escultura contemporánea, tales como la pérdida de la omnipresencia de la figura humana, la representación del espacio, del vacío, del movimiento, de la antimateria o de la abstracción. También, el expresionismo como lenguaje físico, la inquietud o el rechazo, la crítica, la ironía y las innovaciones plásticas en permanente experimentación con nuevos materiales.

 

‘Germánica’, de Francisco Leiro

 

 

El itinerario por la exposición comienza con Espectador de espectadores, de Equipo Crónica, una pieza creada para denunciar la libertad vigilada de los míticos Encuentros de Pamplona de 1972.  En la primera sala de la exposición se expondrán también esculturas de Chema Cobo y Francisco Leiro, que abrirán el espacio a otros personajes que, con su apariencia, inquietan y sorprenden: Alfredo Pérez Revuelta, Okuda San Miguel, Gripface, Carles Pazos y Julio Galindo propondrán al visitante diferentes juegos de seducción. En las dos plantas superiores se proponen otras trayectorias y planteamientos, con trabajos de artistas que transitan en un amplio contexto marcado por la dialéctica entre el objeto y su ausencia, las críticas a las políticas de género o la búsqueda de la exquisitez conceptual y formal. Se muestran, aquí, obras de creadores con lenguajes tan diversos como Blanca Muñoz, Vicky Civera, Begoña Goyenetxea, Antonio Abad, Florentino Diaz, June Crespo, Teresa Solar, María Luisa Fernández, Eugenio Ampudia, Ana Martínez Fernández, Christian García Bello, Asunción Molinos Gordo, Susana Solano, Pablo Little, Sergi Aguilar, Juan Asensio o Vhils. El recorrido de la exposición se verá enriquecido y complementado con otras obras, de espíritu y características comunes, que ya se exponen, de forma permanente, en las diferentes salas de la Torre de Don Borja. Así, el visitante podrá completar su visión de los Artefactos, con piezas de Sara Biassu, Joan Brossa, Pepe Espaliu, Inma Femenía, Mateo Maté, Juan Muñoz, Jaume Plensa, Ana Rod o Jorge Oteiza.

Artefactos, la elasticidad de la escultura, se expondrá en la Torre de Don Borja hasta finales de abril de 2025. Durante este tiempo, se realizarán en la Torre de Don Borja encuentros que dialogarán con la exposición a través de conversaciones con artistas que permitirán profundizar en esta transformación experimentada por la escultura a lo largo de las últimas décadas.

 

Toda la información en: ARTEFACTOS (la elasticidad de la escultura)

Colección Rucandio

La Colección Rucandio fue creada en los años 60 por Jesús Polanco e Isabel Moreno e impulsada en la actualidad por sus hijos y nietos. Con un conjunto de más de 300 obras, pretende reconstruir los momentos más importantes del arte español desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. El afán de la Colección es establecer un relato imparcial de este periodo de nuestra historia del arte más reciente, con obras representativas de todos aquellos artistas fundamentales que han trabajado en este espacio de tiempo.