La Torre de Don Borja, en su parte más noble, acoge una exposición permanente conformada con fondos de la Colección Rucandio, creada en los años 60 por Jesús Polanco e Isabel Moreno e impulsada en la actualidad por sus hijos y nietos. Con un conjunto de más de 300 obras, pretende reconstruir los momentos más importantes del arte español desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. El afán de la Colección es establecer un relato imparcial de este periodo de nuestra historia del arte más reciente, con obras representativas de todos aquellos artistas fundamentales que han trabajado en este espacio de tiempo.

La propuesta permanente De la Torre de Don Borja está formada por medio centenar de obras distribuidas entre el jardín, los salones, el patio, las bibliotecas y el resto de estancias del edificio. Los artistas que están representados en la muestra permanente son Jaume Plensa, Jorge Oteiza, María Blanchard, Rafael Canogar, Daniel Canogar, José María Sicilia, Miquel Barceló, Juan Genovés, Pablo Genovés, Txomin Badiola, Jorge Gil, Mateo Maté, Hernán Cortés Moreno, Juan Uslé, Grupo Costus, Equipo Crónica, María Luisa Fernández, Ismael González de la Serna, Celso Lagar, Mauro Muriedas, Elvira Amor, Ángel Alonso, Manuel Ángeles Ortiz, Juan Asensio, Antonio Ballester Moreno, Francisco Bores, Pepe Espaliú, Fod, Joan Hernández Pijuan, Alicia Martín, Mitsuo Miura, Guillermo Mora, Blanca Muñoz, Antonio Murado, Jesús Otero, Concha Prada, Dario Corbeira, Grupo Pórtico, Guillermo Muñoz Vera, Antonio Ballester Moreno, David Bestué, Martín Vitaliti y Sara Ramo.