La Torre de Don Borja sigue enriqueciendo su propuesta expositiva con piezas de arte contemporáneo español procedentes de la Colección Rucandio. Las últimas incorporaciones son obras de Jaume Plensa, Carlos Alcolea, el grupo Costus, Eduardo Martín del Pozo y María Luisa Fernández.

Entre las novedades, destaca ‘Nocturn’, de Jaume Plensa (Barcelona, 1955), uno de los escultores más reconocidos internacionalmente en el cambio de siglo. La pieza, de acero inoxidable, es un cuerpo humano formado por letras recortadas que le dan volumen, levedad y transparencia a un mismo tiempo. La obra forma parte de una serie que el artista catalán inició en 2010 con una escultura de gran formato en Antibes, Francia. Las letras que conforman estos cuerpos simbolizan cómo el lenguaje nos construye y hace humanos.  El propio Jaume Plensa lo explicaba recientemente en el documental “¿Puedes oírme?”, dirigido por Pedro Ballesteros, y dedicado a divulgar el trabajo de este creador: “Una letra sola parece nada, con otras forma palabras, palabras con palabras textos, textos con textos pensamiento, pensamiento con pensamiento cultura”. Esta serie de esculturas hechas con letras se pueden ver en lugares como Montreal, Tokio, Estocolmo, Washington, Praga o Hong Kong.

La pieza de la Torre de Don Borja está formada, en concreto, por letras de diferentes alfabetos, como reflejo de la diversidad cultural, y se ha situado en el jardín, junto a la entrada a la Biblioteca Iberoamericana de Pancho Pérez González, que en otra de sus entradas está presidida por una obra de Pablo Genovés que reproduce una gran biblioteca inundada.

Propuesta expositiva

La Torre de Don Borja, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, cuenta en estos momentos con casi un centenar de piezas de arte contemporáneo español, con artistas como Juan Genovés, Rafael Canogar, Miquel Barceló, María Blanchard, Francisco Bores, José María Sicilia, Equipo Crónica, Jorge Oteiza, Francisco Leiro, Juan Uslé, Hernán Cortés Moreno, Guillermo Pérez Villalta, Juan Navarro Baldeweg o Darío Villalba, entre otros. Todas las obras proceden en estos momentos de la colección creada por Jesús Polanco e Isabel Moreno en la década de los sesenta e impulsada en la actualidad por sus herederos. Con un conjunto cercano al medio millar de obras, la Colección Rucandio pretende reconstruir los momentos más importantes del arte español desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. El afán de la Colección es establecer un relato imparcial de este periodo de nuestra historia del arte más reciente, con obras representativas de todos aquellos artistas fundamentales que han trabajado en este espacio de tiempo.

Obra de Eduardo Martín del Pozo perteneciente a la Colección Rucandio

Visitas guiadas

Durante la temporada de verano la Torre de Don Borja se podrá visitar de martes a domingo. Todos los días en horario de mañana y tarde, con la excepción del domingo, que permanecerá abierta solo por la mañana. Las visitas guiadas, de carácter gratuito, permiten conocer el edificio (que cuenta con el premio Europa Nostra por su rehabilitación ejemplar), todos los fondos artísticos, así como las diferentes bibliotecas y el jardín. Se aconseja reservar la visita en el propio edificio, escribiendo a contacto@torrededonborja.es o por teléfono o whatsapp en el 699265469.

Hay que recordar, por otra parte, que la Torre de Don Borja acoge también parte del legado de Pancho Pérez González, con su biblioteca centrada en Iberoamérica y formada por más de 20.000 ejemplares. El proyecto cultural de Santillana del Mar, impulsado por las familias Polanco y Pérez Arauna, rinde homenaje a la memoria de Jesús Polanco y Pancho Pérez González, amigos y socios en el mundo de la empresa, que tuvieron un papel muy destacado como editores de libros, empresarios de los medios de comunicación y mecenas de la cultura. La editorial Santillana, El País, el Grupo Prisa y la Fundación Santillana son algunos de sus logros más reconocibles.