La Torre de Don Borja rindió ,el pasado 11 de septiembre, homenaje al editor Pancho Pérez González. El acto, organizado por la Asociación Cultural Plaza Porticada, contó con la participación de dos personas que lo conocieron muy bien: su hija, la galerista y coleccionista Oliva Arauna, y José María Lassalle, que cultivó una estrecha amistad con el editor.

Lassalle reivindicó la figura de Pancho Pérez González como la de “un intelectual del libro”. El ex secretario de Estado de Cultura resaltó, además, que “Pancho se aproximó al libro desde una estética de la modestia y la discreción que aprendió de Rafael Gutiérrez Girardot. Fue Pancho un intelectual discreto y modesto, siempre un paso por detrás de su socio Jesús Polanco, pero trabajando la retaguardia intelectual”. A juicio de Lassalle, “Pancho Pérez fue, junto a Jesús Polanco, el editor más importante de la segunda mitad del siglo XX, y Taurus el proyecto en el plasmó de una manera muy clara su capacidad para generar un relato editorial centrado en el ser del libro. Las decisiones que tomó en la segunda mitad del siglo pasado para conformar el catálogo de la editorial, con la publicación de autores como Walter Benjamin, supusieron un riesgo intelectual altísimo en aquella época”. Todas esas decisiones ayudaron, según José María Lassalle, a convertir a Taurus en uno de los grandes proyectos de regeneración intelectual que España afrontó a partir de los años cincuenta. Lassalle, que actualmente es director del foro de Humanismo Tecnológico de ESADE, destacó también la curiosidad como el rasgo más marcado en la personalidad de Pancho, “un hombre que siempre intentaba adivinar lo que se encontraba oculto al otro lado de la esquina”.

 

José María Lassalle, Ex Secretario de Estado de Cultura

 

Oliva Arauna, por su parte, recordó al Pancho más familiar y generoso en el ámbito privado a través de anécdotas personales que ayudaron a conocer la faceta más humana e íntima del editor. La galerista y coleccionista rememoró una infancia rodeada de los intelectuales que acudían a su casa para conversar con su padre, un privilegio que la llevó a dedicar su vida a la cultura y a tener un carácter que ella misma definió como rebelde.

 

Oliva Arauna, Galerista y Coleccionista

 

El próximo mes de octubre se cumplirán doce años de la muerte de Pancho Pérez González, fallecido en el año 2010 a los ochenta y cuatro años de edad. María Ángeles Osorio, vicepresidenta de la Asociación Plaza Porticada, aseguró que el homenaje a Pancho Pérez González que tuvo lugar ayer “será el primero de diversos actos que se celebrarán, entre ellos un curso de verano, para rendir homenaje a un hombre que durante medio siglo llevó a cabo, junto a Jesús Polanco, una aventura empresarial que dio lugar al mayor grupo editorial y de comunicación del mundo en lengua española.

 

El homenaje fue organizado por la Asociación Plaza Porticada

 

Al término del diálogo, los asistentes al encuentro visitaron la exposición Cultura=Capital, que fue inaugurada el pasado 28 de mayo y que está constituida por fondos de la Colección Oliva Arauna. La propia coleccionista dirigió la visita y comentó las obras que forman parte de la muestra y entre los que se encuentran artistas como Alfredo Jaar, Per Barclay, Susana Solano, Helena Almeida, Santiago Sierra o Mateo Maté . Hay que recordar que la exposición temporal convive con la permanente, que reúne piezas de la Colección Rucandio y en la que están presentes artistas como Rafael Canogar, Jaume Plensa, Jorge Oteiza o Juan Genovés, entre otros.