Literatura, arte y silencio. Son los tres ingredientes de los paseos literarios que desde el pasado mes de abril se realizan en la Torre de Don Borja. Un recorrido en el que los visitantes se asoman a textos de autores que están presentes en las diferentes bibliotecas de la Torre de Don Borja, desde Teresa de Jesús a José Saramago, pasando por Francisco de Quevedo, Piedad Bonnett, Luis Rosales, Gloria Fuertes, Chantal Maillard o José Hierro.  La lectura de poemas y textos en prosa dialoga con el espacio y con algunas de las obras de arte que se exponen en la Torre de Don Borja y que forman parte de la Colección Rucandio. Piezas de Juan Genovés, Jaume Plensa, Darío Villalba o Francisco Leiro forman parte de este cuidado recorrido con el que se pretende que los participantes se sumerjan en una atmósfera de intimidad, escucha y silencio.

 

‘Esteo’, De Francisco Leiro, es una de las obras de arte que forman parte del paseo literario.

 

La iniciativa, que está teniendo una muy buena acogida y en la que hasta ahora han participado 400 personas, está limitada a grupos de entre seis y diez personas. Los paseos son gratuitos y para participar en los mismos hay que escribir a contacto@torrededonborja.es o mandar un whatsapp/mensaje al teléfono 699265469.  Las visitas se concertarán en función de la demanda y la disponibilidad que haya en cada momento.

La actividad permite conocer este edificio y parte de sus fondos de una manera distinta. El itinerario, de cuarenta y cinco minutos de duración, cuenta con siete paradas, todas con una ambientación especial. La biblioteca iberoamericana de Pancho Pérez González, la biblioteca antigua de la Infanta Paz o las salas de exposiciones que albergan fondos de la Colección Rucandio de arte contemporáneo, son algunas de las paradas de este peregrinaje por el interior de una Torre medieval cuyos orígenes se remontan al siglo XV.

 

Lectura de un fragmento de ‘Ensayo sobre la ceguera’, de José Saramago, junto a una obra de Jorge Gil.

 

“El paseo por el interior del edificio -asegura Marcos Díez, poeta, director de la Torre de Don Borja y encargado de llevar a cabo la actividad-, acaba siendo también un paseo por el interior de cada persona que nos visite, porque el arte y la literatura son espejos misteriosos que nos muestran cosas de nosotros que desconocemos”.

 

La biblioteca iberoamericana de Pancho Pérez González es otra de las paradas del paseo literario.